lunes, 3 de diciembre de 2012

Cuando uno vive sobre un campamento romano...

Una imagen de la primera muralla de piedra, con sus sillares bien labrados como mandan los cánones de un legionario romano

Esto es una cosa interesante, yo soy de León y para mostraros lo que es mi ciudad, que nació de dos campamentos romanos, nada mejor que dejaros un documento molón sobre la última legión que vivió aquí (y así doy una excusa para volver por aquí desde hace tanto tiempo). La Legio VII Gemina Fia Felix. Interesante porque hasta hoy, nunca había hablado de él (que tiene narices la cosa... profetas de nuestra tierra, vaya).

Sí, vivo sobre un campamento romano. Todos los días paso por la calle Ancha, que es la Via Principalis de la fortificación. Todos los días veo las murallas tardías romanas, construidas entre los siglos II y III (y en San Isidoro puedo ver las primeras de piedra, construidas entre el I y el II). Trabajo con los arqueólogos de Talactor que han excavado un montón de lugares del campamento, desde las murallas, hasta el cuartel general, los Principia (que hoy en día no se pueden ver más que un poquito en la Fundación Sierra Pambley), y el anfiteatro romano extramuros. Y además, han descubierto  hace muy poquito una colección de armaduras romanas con las que flipan en media Europa.

Parte del anfiteatro romano campamental de la Legio VII, una bóveda que se ha caído, en una de las criptas visitables del mismo

He contribuido a crear la Ruta Romana Leonesa con QR para móviles. También mi Tardes con Historia, unas jornadas que organizo junto con Emilio Campomanes y Fernando Muñoz (mis queridos Talactores) se centran al principio del verano en el Natalicio de las Águilas, que es el 10 de junio.

Vamos, qué decir de mi ciudad campamental romana. Que es una preciosidad. Luego derivó en la capital del reino Cristiano más poderoso y afamado de Europa entre los siglos X y XII (del que nacieron Castilla primero y Portugal después), León. Y hoy en día vivo en mi ciudad de rancio abolengo por ser la capital de lo que se llama El Viejo Reino (fijaros, antes de que Guillermo el Conquistador ganara en la batalla de Hastings en 1069, ya se estaban pegando de tortas Alfonso VI y Sancho II (del que el Cid era su amigo íntimo) y que murió en 1072 por obra y gracia del héroe leonés Vellido Dolfos en unas circunstancias que nada tienen que ver con el poema al que le llaman traidor, sino bastante más ridículas y normales en los tiempos que corrían).

Un ladrillo AUTÉNTICO de la Legio VII Gemina (se lee LEG VII GE) en las calles de León

O sea, que con esta maravilla de campamento romano, os dejo. Y con esta otra maravilla de documento de Antonio García Bellido recuperado hace unos años en digital, aunque con muchas descripciones ya antiguas porque León (o Castra Legio) fue creada 80 años antes de lo que se creía por la Legio VI Victrix y hace mucho tiempo que esto se sabe.

Leed, leed lo que fue la Legión más importante del occidente europeo del Imperio (salvo Britannia), ya que no había ninguna otra más en Hispania, Francia ni en la propia Italia. Y se dedicó a excavar una de las minas de oro más importantes de Roma, Las Médulas (una visita que no os deberíais perder jamás).

La Legio VII Gemina Pia Felix y los orígenes de la ciudad de León, por Antonio García Bellido.


1 comentario:

La Guarida de Viriato dijo...

Vaya suerte tienes de vivir en un lugar así.

Cerca de mi ciudad de origen, en una casa de campo de un familiar, hay unas ruinas romanas, de las que apenas se conserva un pequeño resto del muro de la construcción. Debió ser un taller de cerámica puesto que todo el terreno está repleto de pequeños trozos de vasijas, extraídos tras las excavaciones que estudiaron el lugar.

Cuando era un crío pasaba la tarde con mis primos buscando el trozo de vasija más grande que pudiéramos entre los restos.

A día de hoy me sigue pareciendo increíble que mi tía tenga unas ruinas romanas en su finca, a escasos 30 metros de su habitación.