jueves, 23 de septiembre de 2010

Cómo cambia la prensa al cambiar el Gobierno...

Esta anécdota la recogí un comentario de Facebook y es realmente buena (creo que lo colgó mi amigo José Luis Villarig). Tiene que ver con el regreso de Napoleón en el Imperio de los Cien días una vez había llegado a Francia escapado de la isla de Elba y la actitud del periódico principal galo respecto a ello a cada día que pasaba en su viaje a París el emperador.

El cronista parlamentario Luis Carandell hablaba en una conferencia de memoria sobre cómo los periódicos observan la realidad dependiendo de quién los dirija y las circunstancias que se van produciendo. La anécdota real es un poquito más larga y las palabras no son exactas, aunque transmiten bastante bien los cambios del periódico conforme Napoleón avanzaba.

Unos titulares más exactos se pueden ver aquí y son estos:

9 de marzo: “El monstruo escapó del lugar de su destierro”
10 de marzo: “El ogro corso ha desembarcado en Cabo Juan”
11 de marzo: “El tigre se ha mostrado en Gap. Están avanzando tropas por todos lados para detener su marcha. Concluirá su miserable aventura como un delincuente en las montañas”
13 de marzo: “El tirano está ahora en Lyon. Todos están aterrorizados por su aparición”
18 de Marzo: “El usurpador ha osado aproximarse hasta 60 horas de marcha de la capital”
19 de marzo: “Bonaparte avanza a marcha forzada, pero es imposible que llegue a París”
20 de marzo: “Napoleón llegará mañana a las murallas de París”
21 de marzo: “El Emperador Napoleón se halla en Fontaineblau”
22 de marzo: “Ayer por la tarde Su Majestad el Emperador hizo su pública entrada a las Tullerías. Nada puede exceder el regocijo universal”.

Cierto como la vida misma. Yo, que fui periodista me sonrío cuando la leo. Pero es que es tal cual. Me imagino al director del periódico realista saliendo por patas de París el día antes y a otros más afines al emperador poniendo titulares espectaculares esperando a ser el nuevo jefazo y es que me parto. ;-)

6 comentarios:

Makarren dijo...

Jajaja... ¡qué bueno!

Diseñando la Singularidad dijo...

jajajajaja, como la vida actual misma.

Juani Abadía dijo...

Ya ves, qué poco hemos avanzado. Don Poder es más fuerte que el gran "homo sapiens". Conseguiría salir por patas el responsable? O lo tendrían atado a la pata de la silla los chaqueteros de turno? Muy bueno

José Luis dijo...

Lo puse yo en el facebook, no Marce (al menos, por el comentario que dejaste de que lo dirías por aquí). Ya que estamos, el comentario inicial al que seguía ese post fue este:
"Existe una crónica de cinco días de un diario francés que daba la siguiente noticia: Primer día, "El bandido corso sale de Elba", Segundo día, "el criminal fugitivo llega a la costa francesa", tercer día, "Napoleón prosigue su avance", cuarto día, "mañana llegará a París el Emperador", quinto día, "Su Majestad Imperia...l hace su entrada triunfal en la capital de su estado"." (Luis Carandell)

(Ahí me refería cuando hablaba de que Luis Carandell hablaba de memoria cuando puso en frases más cortas la anécdota en cuestión).

De todas formas, mirando la secuencia original completa, yo no creo que sólo se deba a un cambio de línea editorial. Si se miran con detalle:
-Las tres primeras lo insultan claramente (monstruo, ogro, miserable)
-Las dos siguientes (13 y 18 de marzo), un poquito más suaves, lo califican (tirano, usurpador) de una forma no especialmente amigable, pero no caen en el tono anterior, mucho más insultante.
-La siguiente es algo más neutral salvo por el "es imposible que..." que también está en las anteriores.
-20 de marzo: Esta es algo neutral, pero del lado contrario, a partir de ahora se dice que sí llegará.
-21 de marzo: Napoleón ya es emperador.
-22 de marzo: Sobran los comentarios.

Mirándolo con atención, y sin descartar que tuvieran más de dos directores, creo que se producen dos fenómenos: El primero es que entre el 19 y el 20 de marzo el anterior director sale por patas. El segundo es que ese mismo director fue refinando poco a poco los artículos "por si acaso..." mientras que el nuevo en el puesto intentó que no se notase mucho, por si acaso, hasta el momento en que Napoleón ya vuelve a asumir el cargo y ya le da igual que se note.

Strategos dijo...

¿Tú crees José Luis que después de los primeros titulares el director no saldría por patas? Lógicamente era un director realista, enemigo de Napoleón. Es más, no se deja un periódico a merced de un enemigo tuyo, más bien de un amigo del Rey. El cambio de la línea editorial se produce porque todos los realistas salen de París y este director sale por patas. Me lo dicta la experiencia y no tengo la menor duda. ;-)

Anónimo dijo...

que excelente blog...por favor vean este: http://ejercitodecolombia.blogspot.com/